Peligros cibernéticos que enfrentan los ejecutivos financieros.

A medida que persisten los ciberataques globales, la ciberseguridad se está convirtiendo en un foco principal para la alta dirección. Atrás quedaron los días en que solo preocupaba a los equipos de TI. Los rápidos y sofisticados ataques en todas las industrias han demostrado que la ciberseguridad es responsabilidad de toda la organización en su intento de evitar los efectos paralizantes asociados con las brechas de datos.

Debido a los diversos tipos de transacciones monetarias y datos que pasan por el departamento de finanzas (información de cuentas bancarias, transferencias de dinero, facturas y más), estos equipos son objetivo principal para los ataques cibernéticos. Estos son algunos de los principales métodos y vectores de ataque a considerar:

Malware y ransomware

Del 85 por ciento de las empresas que han experimentado incidentes de ciberseguridad en los últimos dos años, el 47 por ciento fueron objetivo de malware y ransomware. Estos ataques se diseminan comúnmente a través de vulnerabilidades sin parches e ingeniería social.

Phishing y amenazas internas

Las estafas de phishing son métodos populares que utilizan los ciberdelincuentes para apuntar a las finanzas de las organizaciones con múltiples casos de estafadores que se hacen pasar por personas o entidades autorizadas para solicitar transferencias de dinero. Los correos electrónicos de phishing que parecen ser inocentes también son formas populares de infectar máquinas con malware y ransomware, al estar incluidos en archivos adjuntos o enlaces maliciosos.

La nube requiere un enfoque de seguridad diferente

Actualmente, muchas organizaciones están trasladando sus operaciones a entornos en la nube como parte de sus iniciativas de transformación digital. Si bien la nube no es intrínsecamente insegura, requiere un conjunto diferente de capacidades de seguridad que la infraestructura de red tradicional.

Comments are closed.